La huelga en las cárceles

Hay pocas profesiones, por no decir ninguna, tan necesarias y a la vez tan denostadas como la de funcionario de prisiones. Toda norma —decía el sabio Kelsen— es inútil si una pena no va emparejada a su incumplimiento. He trabajado en esos sitios lóbregos cuarenta años —por mucha alegría que quieras darle a una cárcel, … Leer más