Tertulia…

Turno de Noche

Recientemente pude escuchar una interesante tertulia en la radio.

El locutor la dirigía con gran maestría y daba gusto escucharlo.

En esta ocasión el tema-debate a tratar era sobre los profesionales que trabajan en turno de noche.

Cuando comenzó la presentación de los tertulianos que integraban el programa, aumentó mi atención.

El locutor, en una breve introducción, iba mencionando sus trayectorias profesionales.

Eran personas con gran preparación y de reconocido prestigio.

En unos minutos habían entrado en materia.

Se respetaba escrupulosamente los turnos de palabra y los participantes manejaban una riqueza de vocabulario y un conocimiento, que dejarían boquiabiertos a propios y extraños.

Cada uno comenzó a nombrar profesionales que actuaban en ese penoso turno, a la vez que introducía matices y detalles que desconocemos la mayoría de los mortales.

De vez en cuando el locutor, hacía un inciso e introducía alguno más.

La noche, que está hecha para dormir y ¡ cuánta gente trabajando ! -pensé-.

Médicos en general y especialistas, enfermeras, auxiliares, celadores y en general relacionados con la salud.

Se resaltaba la importancia de algunos sin quitar mérito a los otros.

Polícias, guardias civiles, vigilantes, militares, pilotos, maquinistas, taxistas, conductores de autobuses.

Como si se tratase de una melodía orquestada, cada uno iba tocando un sector.

Transportistas, panaderos, bomberos, agentes de medio ambiente, camareros, recepcionistas, teleoperadores …  y así hasta que perdí la cuenta.

Para todos tenían reconocimiento y halagos por su importancia y especial dedicación.

Mientras tanto, esperaba ansioso nuestro momento de gloria.

Estas personas con tanto nivel intelectual, conocedores de los intríngulis que encierra el sistema democrático y que incluso alguno de ellos ha escrito artículos de nosotros…

No podía ser, iban pasando los minutos y se acercaba el final del programa con una hora de duración.

¿ Quién se acordaría de Los Funcionarios de Prisiones ?

No me lo podía creer, personas de relevancia judicial y política, periodistas, historiadores, escritores, y ¿ nadie nos nombra ?

La expectación y el entusiasmo con que empecé escuchando el programa se tornó en una cierta desazón y malestar.

¿ Qué habíamos hecho nosotros para que no se acordasen ?

Con lo necesaria que es también nuestra labor…

Hoy más que nunca, nos sentimos orgullosos de lo que somos.

Cuidamos y velamos por la vida de personas, que con un mandato judicial entran en prisión.

Una sociedad que se precie de ser Democrática de Derecho y avanzada, no se puede olvidar de los Funcionarios de Prisiones.

Deja un comentario